miércoles, agosto 24, 2011

Mi segundo diente. Continuando con los sueños. Gabriel Alejandro

Jueves 3 de Abril de 2008
Queridos lectores se sorprenderán cuando les diga, que ayer 02 de Abril 2008 un día después de haber caído el primer diente de leche de mi hijo Gabriel Alejandro, su segundo diente también ha salido, la verdad es que esto ha sucedido porque la naturaleza así lo decidió. Sin embargo para el hada de los dientes no fue ninguna sorpresa porque estaba completamente preparada para ello y durante su visita a nuestro hogar ha dejado este escrito que textualmente dice así:
Gabriel Alejandro, estoy tan contenta por ti y por todos los tuyos al ver como comparten tu alegría.

Hoy 02 de Abril 2008, haz tenido el valor de decirle a tu dientecito que salga para darle paso al que viene, es cierto que te genero miedo y hasta dolor cuando sentiste que se aflojaba gracias a tu pedido, así que buscaste la compañía de tu madre y ella sin pensarlo te dio su apoyo en ese importante momento, sin alejarte ni un segundo de tu destino.

Enfrentaste el miedo y dolor que te causaba tu dientecito y con valentía haz ayudado a tu mama ha atarlo y halarlo.

!Felicidades. Buen trabajo!..

En esa maravillosa cajita donde guardas tu segundo dientecito dejo un pequeño presente, que podrás enseñar a todos tus familiares.

Este segundo dientecito que hoy le da paso a otros nuevos y fuertes, dejara en ti no solo el recuerdo de haber vivido este momento, sino el aprendizaje que de por vida llevaras en tu corazón.

“Gabriel recuerda siempre que cuando sientas miedo y dolor, el único paso que debes dar es enfrentarlos. Demostrándote a ti mismo que solo así tus sueños encontraran el camino hacia la Felicidad que te mereces”

Disfruta tu regalo y mantén en tu mente y corazón los recuerdos y aprendizajes de este gran día.

Te quiere.

El Hada de los Dientes y de tus Sueños

!Que Dios te Bendiga!



La moraleja de este acontecimiento la ha resumido perfectamente el Hada de los Dientes y de los Sueños, esta vez lo que me resta por decir es que no importa cuan seguido vengan a ti los acontecimientos que te tocan vivir (buenos o malos), solo debemos aceptarlos de corazón y aprovecharlos al máximo.

No hay comentarios: