sábado, octubre 25, 2008

Te tengo en mente o en mi mente?

Un soplido que seduce al pensamiento te trae a mi,
un recuerdo, un espacio, eres tu
es cierto… ¡Te recuerdo!
Y que lindo saber, que a otros
este mismo soplido a su mente ha traído
un espacio de alegría,
la dicha de compartir con otro o conmigo
palabras como estas:
Te recordé y te llame,
por un momento pasaste por mi mente y sonreí
que grato es saber que puedo contar contigo.
Duvraska Mendoza

Mis queridos lectores ustedes han pasado por mi mente y en este momento no solo me es grato pensar en mi escritura, sino en el efecto que ella tiene para ustedes o para aquellos a los indirectamente les ha llegado una oración, palabra o letra de lo que acá hemos soñado.

En esta oportunidad quise comenzar con un sencillo escrito de recuerdos y alegrías que en ocasiones nos envuelve. Cuantas veces te puede haber pasado que recuerdas a tu pareja, familiares o amistades originando en ti agradables sabores y por una u otra razón este pensamiento fugaz pasa y no le hacemos saber a esa persona el instante tan encantador que haz tenido al recordarlo o simplemente tomarnos un instante para iluminar un minuto de su vida deseando un gran día, una feliz noche, un te quiero o cualquier cosa que a tu gusto y sentir provenga del gustoso recuerdo que haz experimentado.

Cada vez que mis recuerdos me invaden lleno de alegría mi corazón y te confieso, esto no solo lo hago con tu recuerdo, con el de el o el de ella, esto pasa porque en ese instante ofrezco una sonrisa a la persona que me lo genero y a toda aquella que en ese momento desee. Entonces la satisfacción que originalmente sentía por un recuerdo, termina convirtiéndose en bienestar personal.

Es así como contribuyo a mi bienestar, al espacio de satisfacción y alegría que siento conmigo misma, regalando la alegría de mi corazón al que la origino y a todo aquel que quiero regalarla.

Limites? El limite esta más allá del infinito porque mi satisfacción y bienestar no tienen límites. Por ello no pensar en límites es la primera decisión cuando de bienestar se trata porque en realidad el principio básico es bienestar. Quisieras tu limitar tu bienestar? Si tu respuesta es no, entonces no hay duda la pregunta correcta, no es donde esta el limite de este nuevo sueño que comparto contigo? la pregunta acertada tal vez sea y solo tal vez porque nada es constante, es Que regalar y como?.

Aja!!! Allí si que puedes entrar en un dilema porque si somos de esas personas que a veces existen: desconfiadas, tímidas o simplemente egoístas para consigo mismas pensando que si regalan deben recibir algo tan igual o mejor que lo que regalaron pues puede hacerse mas cuesta arriba la propuesta de regalar; sin embargo estoy segura que si estas acá leyendo es porque realmente estas confiado en que existe un mundo mejor y que ese mundo mejor puedes crearlo tu mismo así que prueba superada “desconfiado no eres”.

Tímido? Bueno… yo soy tímida por naturaleza jejejejeje y me río porque una vez que entro en confianza y eso quiere decir que confío en mí y en los otros, hablo más que un perdio contando sus aventuras y proesas, así que una vez mas como superamos la primera prueba de la Confianza la segunda viene por descarte, que tal? Te gusta...?

Ahora la ultima prueba. Egoístas consigo mismos. Un poco raro este termino cuando estamos hablando de regalar.
Que tendrá que ver si regalo o no. Conmigo mismo?
Veras regalar y esperar a cambio algo igual o mejor que lo que diste en ese instante es regalar en vano, es decir, nadie dice que no sea agradable recibir porque en realidad es super agradable; sin embargo el secreto del bienestar, no esta en recibir de otros sino de ti mismo. Así que si tu pensamiento esta preparado o se prepara para aceptar y disfrutar que lo que regalas no se lo regalas a otros, sino a ti mismo es prueba superada. Vez que fácil?

Mañana, yo seguiré regalándote mis letras y sueños tal y como lo hice ayer y hoy. Y tu el día que lo desees las recibirás, disfrutaras y tal vez compartirás y mientras tanto si yo me quedase esperando que tu me las devolvieses, no pudiese seguir obsequiándote mas letras, alegrías o sueños y el ciclo puffff!!!!... terminaría.
En cambio como mi pensamiento disfruta lo que regalo para mi misma generándome bienestar, puedo sin esfuerzo y con gran placer seguir comunicándome contigo y con muchos.
Te das cuenta?
El ciclo no tendría fin y tu, yo y muchos podríamos hacer de este espacio, mundo o como queramos llamarlo un lugar mas agradable para nosotros mismos y para otros y ese precisamente es el regalo, que cada uno recibiría.

Hasta el próximo sueño

No hay comentarios: