lunes, abril 07, 2008

Mi relación Conmigo, mi relación Contigo...


Hace poco tuve una pequeña conversación que termino dándome vueltas en la cabeza en un tema que para mi particularmente es fascinante, con diversidad de interpretaciones y sentires.

Se trata de las relaciones y la soledad, en primer lugar haré uso del significado de estas dos palabras.

Soledad significa aislamiento o confinamiento, falta de contacto con otras personas. Puede tener origen en diferentes causas, como la propia elección del individuo, una enfermedad contagiosa, hábitos socialmente inaceptados u otras como la situación social o laboral del individuo.


Las relaciones afectivas entre dos personas (pareja) o más (grupo), implican en su interacción aspectos de cariño, intimidad y sexualidad (aunque no necesariamente).


Para mi las relaciones si pueden significar soledad, pero solo cuando la relación con nosotros mismos no existe. Si somos incapaces de contactar con nuestro yo más profundo y oscuro, y nos convertimos en marionetas de la sociedad y de aquellos con quienes nos relacionamos, podríamos entonces tener relaciones afectivas entre pareja, familiares, amistades y conocidos que nos garanticen que la Soledad no se encontrara presente en nuestra vida? .


De seguro habrá quienes estando conviviendo en pareja se han sentido en una soledad abrumadora, yo por ejemplo soy una de esas tantas personas. Otros en cambio para no radicalizar el tema de relaciones en solamente pareja se han sentido en la mas infinita soledad, sin saber la razón, cuando han estado compartiendo o conviviendo con sus familiares, amigos o conocidos. Sin embargo también estamos otros y vuelvo a incluirme que estando solos y particularmente sin pareja se han sentido acompañados.


El tema es que la soledad puede abrumar e inquietar, erradicándose en emociones como el miedo y la tristeza. Existen personas que solo dependen de otros para sentirse acompañados, unos que depositan su felicidad atendiendo a las necesidades de otros y no en la propia y que viven para otros y no para si mismos. Porque ocurre esto? En primer lugar, porque dejamos de creer en nosotros mismos y en la fuerza divina que nos dio vida en este mundo y en segundo lugar, porque nosotros mismos lo permitimos.


Como es creer en nosotros mismos y en la fuerza divina? Y mas allá de eso como es que permitimos que esto nos ocurra?.


Creemos en nuestra propia persona cuando nos dedicamos a diario a alimentar nuestra autoestima queriéndonos tal y como somos, destapando el lado oscuro que llevamos dentro y desde allí ver lo valioso que somos.


Creer en la fuerza divina, en este caso yo me limito a compartir como la siento: “La soledad en mi no existe, porque un ser divino que no veo, ni conozco en persona lo llevo en mi corazón y confío plenamente en que “nunca me dará una carga tan pesada que no pueda llevar”.


Permitimos que la soledad se apodere de nuestras vidas y relaciones cuando le otorgamos el permiso a nuestra pareja, familia, amigos o conocidos de invadir nuestro espacio con sus necesidades, sus críticas y desacuerdos.


En mi opinión muy personal no desprecio la compañía de una pareja, sobre todo por lo agradable que es conectarme íntimamente (sin caer exclusivamente en el plano sexual) en su máxima expresión con otro distinto a mí, por el aprendizaje que deviene de la relación en si; sin embargo no la considero como primordial, es decir, no concuerdo con aquellos que dicen que la soledad solo puedes contrarrestarla con tu pareja y cuando haces familia, porque dios nos regalo la unión y la sociedad nos exigió y condeno a convivir por siempre y para siempre pase lo que pase.


Aunque no dudo que para algunos convivir en pareja y formar una familia sea su misión de vida y como es así su autoestima, se siente alimentada a diario encontrando de seguro su felicidad aislando entonces a la soledad.


Yo contrario a esto, creo que también existen aquellos que tienen una misión de vida distinta o mejor dicho más amplia, que pudiera ser la expresión correcta. Aquellos que desean una pareja pero que no la necesitan, que no giran en torno a la relación pase lo que pase, sino que la comparten y disfrutan, que no ven caer sus sueños por el de su pareja, entristeciéndose y dando paso entonces a la soledad. Aquellos que de una u otra forma comparten el pensamiento de Perls “Tú eres tú y yo soy Yo” y se satisfacen plenamente, sin esperar que el otro sea quien lo haga.


El amor, la aceptación y el respeto hacia ti mismo como hacia tu pareja, es lo que para mi conllevaría a tener relaciones afectivas exitosas y sin duda la compañía mas grandiosa que podemos disfrutar es la de nosotros mismos.



Hasta el próximo sueño…

MADISON HIGH SCHOOL CLASS OF 2020 - TODAY IS YOUR DAY. NO DOUBT. YOU ARE A WARRIOR

We made it Gabriel! woo-hoo.... “Even in times of trauma, we try to maintain a sense of normality until we no longer can. That, my friends, ...