viernes, abril 11, 2008

Corre!!! que te agarra...

En ocasiones pensamos que en la vida pasan muchas cosas, que hay circunstancias fáciles o difíciles sin saber exactamente cuales son, cuanto es de difícil la vida, que no hay tiempo para nada porque todo es un caos.

Tu trabajo, la pareja, tu familia, en fin todo esta de cabeza…

Que estas atado y no sabes como safarte de las circunstancias, que quieres y no quieres escapar (ojo con esto ultimo).

Entonces es allí cuando empezamos a justificar que realmente todo es un caos, porque el gobierno no te ayuda con sus políticas locas, imprecisas o indefinidas, que los precios de los artículos suben y no tienes dinero suficiente para suplir las necesidades y que por eso no estas contento.

Si por el contrario eres de esos que si tienen el dinero para suplir sus necesidades básicas, entonces es porque no te alcanza para un viaje, o que te negaron la visa y por eso no sales de vacaciones o no accionas el negocio que soñaste. Que tienes mucho trabajo y por eso no compartes con tu familia, que tienes muchos gastos y por eso no ayudas a tus padres en sus necesidades, que no consigues pareja porque no tienes tiempo para socializar, que tu pareja no te quiere porque no te mira, que un amigo ya no es tu amigo porque no te llamo mas o lo viste compartiendo alegremente con otras personas, que tienes muchas deudas y que no quieres mas para poder estar tranquilo.

Estar tranquilo para que?

Para gastar mas o para quejarte mas y que te tengan lastima?

En realidad son muy pocos los que invierten su tiempo en pensar y accionar, la queja es el elemento mas frecuente que conseguimos cuando conversamos hoy día, nos la pasamos quejándonos y peor aun justificando nuestra queja para no sentir que es nuestra falta, sino del otro. Para seguir pensando que somos victimas de una situación y no el origen de la situación.

En realidad quien se da la mayor parte de su tiempo en conseguir la tranquilidad plena, es decir, en no desgastar su tiempo en la queja sino en el accionar para obtenerla, buscando un sentido de responsabilidad en lo que ocurre para partir de allí y recrear un mundo distinto.

Con esto que voy a decir no quiero darte la razón, porque seria mentira y una gran falsa dártela, sin embargo debo decirte para aliviar tu dolor moral en este momento que no eres tú el único que piensa, se queja y justifica y así sucesivamente… No, no eres tú solo, uffff… que bueno que existe un gran lote en este mismo dilema, verdad?

América latina en realidad, es decir, en nuestro continente la gente en su comprensión cultural, implícita o explícitamente, atribuye al trabajo propio mayor o menor papel en la transformación de las realidades y en la casualidad de lo que pasa o de lo que les pasa, es decir, prevalece lo que en psicología se conoce como "locus de control externo" cuando las personas consideran que la propia responsabilidad y capacidad de cambiar las cosas es escasa, pues, en su opinión, dominan factores externos que no dependen de ellos: la naturaleza, Dios, los gobiernos, el capitalismo, los ricos, los pobres... En definitiva los otros.

Se percibe el refuerzo como no contingente a las acciones sino como resultado del azar, el destino, la suerte o el poder de otros; así, el locus de control externo es la percepción de que los eventos no se relacionan con la propia conducta y que por ende no pueden ser controlados de manera que no se valora el esfuerzo ni la dedicación.

Cultura heredada o escogida?

Yo digo que escogida, no siempre se debe ser como se era, siempre he tenido la convicción en que los cambios es lo mas seguro que tenemos en el transcurrir de nuestras vidas, ahora bien porque escogemos hacernos los locos?, porque preferimos echarle la culpa al otro antes que asumir que es mía?, tal vez por facilidad y porque no decirlo? Por cobardía.

Preferimos no hacer frente a la situación que nos agobia, que nos hace quejarnos para no accionar de modo distinto, un autor que he leído seguro lo llamaría Flojera (la flojera según el nos persigue irremediablemente, jajajajaja no me río por lo que dice el autor, sino porque me imagino un asecho constante, que horrible!!! Bueno creo que esto solo me lo entiendo yo, pero no puedo dejar de escribirlo, así que prosigo. Si la flojera nos persigue a correr... y si se queda contigo es porque asi lo quieres).
He visto personas que laboran para grandes organizaciones y también para pequeñas que destinan su función solo a quejarse de la labor del otro, de los métodos que el otro utiliza, de lo que te perjudica a ti y a la organización, de la irresponsabilidad e imprecisión del otro y pare de contar.

Pero alguna vez se detienen a preguntarse de manera conciente.

Que estoy haciendo yo para que esto que me agobia, molesta, preocupa, enloquece y me malhumora sea distinto?.

Con que herramientas cuento para que la situación cambie? Y cuando digo cuento, debo contar con las mías propias y pedir prestadas las de otros en caso tal, no esperar que esas otras se muevan porque yo lo digo porque si no se mueven tu no te moverás, entonces no estarás haciendo nada y volverás al tema de la queja y justificación.

Cuando esas preguntas mágicas llegan a tu conciencia desde allí comenzaras a ver, que el problema no es problema sino una consecuencia y que así como llego puede irse y se ira.
De aquí en adelante lo dejo en tus manos, te quedas en la Queja o te das cuenta que ya tienes la tranquilidad plena que buscas, tu tarea consiste solo en accionar el camino para encontrarla.


Hasta el próximo sueño

No hay comentarios: